Ilustraciones: Megan Hess

Conocí a Megan Hess por casualidad hace unos cuantos años gracias a la portada del libro “Quinta Avenida”. Me encantó, indagué un poco en su trabajo pero sin darle demasiada importancia. Hace unos meses, gracias a Pinterest (cómo no) apareció una de sus ilustraciones como sugerencia para pinear y desde entonces decir que “amo su trabajo” es quedarme corta. 
Australiana de nacimiento y diseñadora gráfica de profesión fue dando tumbos de trabajo mediocre en trabajo decente hasta que le llamaron para que diseñara la portada del libro “Sexo en Nueva York” y, evidentemente, fue EL ÉXITO que cambió su vida. Del libro a Tiffany’s pasando por diferentes firmas de lujo, pero sin dejar de lado la literatura, su fama comenzó a crecer hasta convertirse en una de las ilustradoras más reconocidas del mundo. 
Su trabajo no solo me inspira muchísimo a la hora de realizar el mío, también me ayuda con las ilustraciones de motivación con las que os felicito vía Instagram algunos lunes y viernes y, como no, me da ideas para algunos de mis looks. Me encantan todas y cada una de las mujeres que presentan sus dibujos; piernas kilométricas, estilismos impecables y aires de sofisticación que son de otro mundo.

Como no podía ser de otra manera, ha aprovechado su talento (que ya lo quisiera yo) para diseñar algunos objetos de decoración como bandejas, floreros o cojines. Además de las miles de láminas que llevan su firma, ya ha editado tres libros y el cuarto, de Chanel, verá la luz el uno de octubre (que lo espero como agua de mayo). Por desgracia, de momento, en mi poder solo tengo “The Dress” y “Fashion house vol.2” pero pronto ampliaré la colección (eso espero).

No podía despedirme sin enseñaros algunas fotos de su espectacular casa. Tonos claros, estilo clásico reactualizado y luz a tutiplén son los tres puntos más destacados de la decoración. No hace falta que os diga que estoy profundamente enamorada de casi todo. Podría encontrar “algún pero” porque nunca he visualizado el espacio perfecto (deje profesional) pero le doy un 9.8 sin pestañear. 

Me despido ya y os felicito el viernes con una de sus ilustraciones, 
¡Disfrutad del fin de semana!
Para más información podéis visitar su web.
Anuncios

Saga Valeria, La última noche en Los Ángeles y No soy ese tipo de chica

Había escuchado hablar de la Saga Valeria mil veces y tenía los libros apuntados en la lista de pendientes desde hacía mucho tiempo, pero el hecho de que los dos últimos libros que había leído me hubieran llevado tanto tiempo acabarlos, consiguió que atrasara la saga de @betacoqueta hasta hace un mes.
Me leí los cuatro libros en menos de tres semanas y eso que apenas paro en casa ya que me paso el día en el trabajo. Son totalmente adictivos, entretenidos, graciosos y seductores (mucho más que las 50 sombras de castañas pilongas). Una historia que es casi imposible dejar de leer, el e-book (por fin me he acostumbrado a el) se convirtió en el nuevo inquilino de mi bolso. Ayer empecé “Persiguiendo a Silvia”, también de Elísabet Benavent, y ya estoy oficialmente enganchada.
Uno de los dos libros que leí antes de la famosa saga, fue “Persiguiendo un diamante” de Lauren Weisberger (la misma del Diablo viste de Prada). Un libro del estilo de todos los que tienen la portada con el taconazo y muy en la línea de Lauren. Bastante entretenido, algún que otro revés pero que me costó muchísimo terminar debido a que desde el principio no me enganché como me suele pasar. Dejo el resumen de la web de la casa del libro porque lo terminé en enero y mi memoria es un poco Dori.

“A Brooke le encantaba leer revistas de cotilleos hasta que fue su matrimonio el que empezó a ocupar los titulares semanales… Casados desde hace más de cinco años, Brooke y Julian forman una pareja feliz y comprometida. Él es un gran músico que toca en pequeños bares a la espera de una oportunidad y ella, a fin de ayudar a su marido a hacerse un hueco en el competitivo mundo de la música, tiene dos empleos para sufragar la economía familiar. Brooke cree en Julian y está dispuesta a sacrificar su carrera para que él haga realidad su sueño. Todo cambia el día en el que reciben una llamada de teléfono y Julian se convierte, de la noche a la mañana, en una estrella. Al principio la fama resulta divertida, ¿quién no querría dormir en hoteles de cinco estrellas, conocer a los famosos y vivir rodeado de lujo? Pero la fama tiene un precio, Julian está cada vez más ausente, más ocupado y constantemente de viaje… Cuando aparecen en las revistas los primeros rumores sobre una posible crisis entre ellos, Brooke empezará a cuestionar la verdad de su matrimonio y deberá aprender a distinguir entre lo que cree desear y lo que de verdad necesita.”

El otro libro es “No soy ese tipo de chica” de Lena Dunham que llegó a mis manos a mediados de febrero y no tardé mucho en devorar. Como ya habréis podido adivinar Lena es la chica de “Girls” no solo una de las protagonistas, también es la guionista y directora y yo soy una gran fan, tiene un talento que es de otro mundo. Es un libro autobiográfico, pero no la típica biografía, solo cuenta anécdotas y episodios concretos de su vida, nada idílica pero sí muy divertida. Si alguna vez escribiera un libro (algo improbable), sería muy del estilo de este, de hecho en bastantes episodios me he visto reflejada, la forma de contar las cosas, pensamientos, etc. Es otro libro muy recomendable pero quizá, más “difícil de gustar”, por decirlo de alguna manera, que la Saga Valeria.


¡Feliz miércoles!